Ocho consejos para unas vacaciones inolvidables en las Islas Galápagos

Buceo
by admin
June, 15, 2017
Tiempo de lectura
5 minutos
Un tour a las Islas Galápagos es un sueño que muchas personas han escrito en su lista de “cosas que hacer antes de morir”.

Un tour a las Islas Galápagos es un sueño que muchas personas han escrito en su lista de “cosas que hacer antes de morir”. Al no ser un viaje barato, se convierte, para la mayoría, en una experiencia de una sola vez en la vida. Por ello es recomendable planificar cada detalle del antes-durante y después, para que no queden cabos sueltos y todo salga a la perfección. Hay muchos consejos posibles a la hora de organizar su aventura por las Islas Encantadas, pero aquí le presentamos una lista de 8 aspectos básicos que le ayudarán para planificar mejor su tour, y disfrutar más su estancia.

1.- ¡Planeando su vuelo! Todos los vuelos a las Islas Galápagos salen desde el Ecuador continental, desde Quito o Guayaquil. No existen vuelos internacionales directos al archipiélago, por eso es importante que usted realice una pequeña investigación sobre las aerolíneas que viajan a Ecuador y que consulte con su operador turístico a la hora de coordinar su vuelo a Galápagos, tomando en cuenta que en las Islas existen dos aeropuertos importantes: en la Isla San Cristóbal y en la Isla Baltra.

Si su plan es quedarse pocos días en el archipiélago, es recomendable que llegue a Baltra, pues se encuentra frente a la isla Santa Cruz, que es la más concurrida y la más central. La distancia desde Santa Cruz hasta el resto de islas habitadas (San Cristóbal, Isabela y Floreana) es de cuatro horas aproximadamente. En cambio, si llega a San Cristóbal y quiere visitar Isabela o Floreana necesariamente tendrá que pasar por Santa Cruz, lo que aumenta el tiempo de viaje. Otra buena opción es llegar al aeropuerto de San Cristóbal y salir del de Baltra (o viceversa).

Dependiendo de cuál sea su punto de partida, los vuelos a Galápagos salen desde Quito y Guayaquil. Toma más o menos media hora llegar de Quito hasta Guayaquil, y más o menos una hora y media desde Guayaquil hasta las islas.

2.- ¿QUÉ LLEVAR?

Ropa: Para viajar a las Galápagos tome en cuenta que las aerolíneas solo admiten una pieza de hasta 20 kg y equipaje de mano de hasta 8 kg. Sin embargo, recuerde que en Galápagos deberá transportarse en barcos y puede ser muy incómodo llevar una maleta pesada.

El primer consejo que le damos es que lleve ropa liviana a su viaje. Pantalones cortos y camisetas cómodas, de manga corta son las prendas ideales para las excursiones y paseos por las islas. Es muy importante que no olvide un sombrero o gorra y un par de gafas de sol. El bloqueador solar completará su equipo de protección, pues recuerde que está en la línea equinoccial y el sol pega directamente. En algunos cruceros, usted puede necesitar algunas prendas un poco más formales, aunque también livianas y frescas, para la tarde o la hora de la cena. Pero eso es algo que queda a su elección, porque no hay un código de vestimenta en los barcos. No olvide tampoco que, para llegar a las Islas Galápagos, usted pasará por Quito o Guayaquil. Para la primera, necesitará ropa un poco más abrigada: puede ser un saco ligero o impermeable, que le servirá también si alguna tarde o noche sopla el viento en las islas.

Calzado y traje de baño Unas sandalias con correas (conocidas como Teva-style) son recomendables para las distintas actividades que usted realizará en un tour por las islas. Este tipo de calzado será perfecto para el suelo, las excursiones por tierras volcánicas, el agua, etc. Puede también llevar unos zapatos tenis, por si quiere alternar.

Necesitará también uno o dos trajes de baño (dependiendo del número de días que dure su tour). Si usted tiene su propio equipo de buceo y prefiere llevarlo, está muy bien. Pero si no, siempre podrá alquilarlo en las islas, o las embarcaciones de lo suministrarán. También puede comprar o alquilar uno en las tiendas de Quito.

Cámara de fotos y accesorios Las Islas Galápagos son el lugar ideal para ver de cerca –e interactuar, en algunos casos- con especies únicas, que solo podrá ver en este lugar. Los paisajes volcánicos, la inmensidad del mar de aguas cristalinas, los atardeceres desde la cubierta de su barco: todo serán oportunidades únicas para sacar hermosas fotografías. Por eso, no olvide portar una cámara de fotos (mejor si es una con gran angular) o de video, cuyo funcionamiento usted ya conozca, para evitar problemas. Tampoco olvide el respectivo cargador.

Medicinas Si usted toma algún tipo de medicación específica, es mejor que la lleve consigo porque será difícil que encuentre algunas prescripciones en las islas. Por lo demás, todos los barcos tienen lo básico para primeros auxilios.

Documentos Si es extranjero, usted deberá llevar siempre consigo el pasaporte o una copia. Los nacionales de los países de la Comunidad Andina (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) pueden movilizarse solo con su documento de identidad. Para entrar en las islas deberá adquirir la tarjeta de control ($20) en el aeropuerto de Quito o de Guayaquil. Deberá llevar esta tarjeta durante todo el viaje. Además, al entrar en las Galápagos deberá pagar la entrada al Parque Nacional. ($100 para adultos y $ 50 para niños menores de 12 años).

3.- ¿CUÁNDO VIAJAR? Las Islas Galápagos se caracterizan por tener un clima agradable todo el año. No obstante, hay ligeras variaciones que deben tomarse en cuenta. Por ejemplo, desde junio hasta diciembre –período conocido como “temporada seca”- llega hasta el norte de Galápagos, arrastrada por los vientos del sur, la corriente fría de Humboldt. Debido a su presencia, las aguas son más frías y. aunque los días son soleados, por las tardes una capa de niebla se puede ver sobre las islas. E esta época, los mamíferos y las aves de tierra está muy activos y los visitantes pueden observar los rituales de cortejo de muchas especiales.

En cambio, el periodo comprendido entre diciembre y mayo es conocido como “temporada caliente”. En estos meses, el clima se vuelve más tropical, con muchas lluvias. La temperatura del mar se calienta y eso resulta agradable para quienes gustan de nadar o hacer buceo.

Pese a esta estabilidad relativa del clima, hay algunas cosas que tomar en cuenta para escoger la fecha del viaje. Los meses de abril y mayo, así como septiembre y octubre son considerados por la mayoría de operadores como “temporada baja”. En estos meses, hay menos flujos turísticos y se pueden conseguir mejores precios, siempre haciendo las reservas con mucha anticipación.

4.- Hoteles y cruceros

Las islas Galápagos cuentan con una amplia variedad de hospedajes, desde hostales económicas hasta hoteles de lujo. La mayoría de sitios de hospedaje incluyen en la tarifa el desayuno, que suele ser variado. Como la demanda de hospedaje en las islas habitadas es alto, procure buscar con anticipación un lugar donde hospedarse y asegúrese de reservar una habitación. También puede optar por un viaje en crucero que es una opción excelente para recorrer varias islas en poco tiempo y, además, no tendrá que preocuparse por el hospedaje ni por la comida, solo de disfrutar de las islas.

5.- Transporte entre islas Al viajar a las Galápagos, la mejor manera de transportarse entre las islas habitadas es mediante los barcos pequeños (conocidos como ‘fibras’) que salen todos los días. La mayoría de barcos salen en la madrugada, cuando el mar está más tranquilo. Cuando viaje en estos barcos, procure tomar alguna pastilla contra el mareo, pues en muchas ocasiones el oleaje es fuerte y, si no está acostumbrado a pasar varias horas en el mar, lo puede pasar muy mal.

Si quiere ahorrarse el viaje en barco, que suele durar cuatro horas entre las islas, puede tomar una avioneta. La empresa EMETEBE da este servicio en las Galápagos. También tiene la opción de tomar un crucero, que lo llevará a conocer incluso aquellas islas poco visitadas por los turistas.

6.- ¡La hora de comer! Las islas cuentan con amplia oferta de restaurantes, especialmente de comida costeña y comida rápida. La mayoría de hoteles disponen de restaurantes o comedores para sus huéspedes. Además, es posible encontrar tiendas donde puede comprar una variedad de alimentos. Tome en cuenta que la comida en las Galápagos es un poco más cara que en el continente, pero los precios no aumentan mucho. Si sale en una expedición que dura varias horas, las agencias brindan el servicio de box lunch, que consiste en un almuerzo ligero y generalmente frío, pero suficiente. Si emprende una excursión por su cuenta, puede llevar algo ligero para comer, pero no olvide llevar también una bolsa para la basura.

7.- Bancos y cajeros automáticos La moneda oficial en Ecuador es el dólar americano. Aunque en los aeropuertos y en las islas usted podrá cambiar dinero, es mejor que lleve consigo una cantidad de dólares que le permitan hacer alguna compra urgente.

Solo San Cristóbal y Santa Cruz cuentan con servicio de bancos y cajeros automáticos, por eso, si visita Floreana o Isabela lleve dinero en efectivo. Si bien en la mayoría de lugares se acepta tarjeta de crédito, procure llevar efectivo para evitarse inconvenientes. Procure tener con usted billetes de hasta 20 dólares, pues los billetes de mayor denominación no son aceptados en algunos lugares.

8.- Guías y buceo

 

Nuestra conclusion final
La mayoría de las excursiones en las Islas Galápagos deben realizarse con un guía naturalista certificado y esto es especialmente importante pues el 98 por ciento de la superficie del archipiélago forma parte del Parque Nacional Galápagos. De hecho, esta es la institución que coordina con los operadores turísticos las visitas a Galápagos. Para cada visita hay senderos marcados que deben ser respetados por los turistas. Pero esto no impide que puedan ver de cerca muchas especies e incluso, en algunos casos, interactuar con ella. Iguanas, garzas, tortugas gigantes, todo tipo de aves, leones marinos y lagartos de lava… son algunas de estas criaturas.
country image